Trobada amb l’escriptora Susana Rodríguez Lezaun

Un año más alrededor de la Fiesta Mayor de Altafulla nos hemos reunido con una escritora de nuestro género favorito. En una jornada organizada por Arantxa, Conxita, Luis L., Marta V., y con la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Altafulla, nos reunimos en l’Era del Senyor el sábado día 16 de noviembre. Después de contar con Marta Sanz en 2018, Margarida Aritzeta en 2017, Antonia Huertas y Pere Cervantes en 2016, Sebastià Benassar en 2015, Luis Gutierrez Maluenda en 2014, y Víctor del Arbol y Jordi Ledesma en 2013, este año hemos tenido la suerte de contar con Susana Rodríguez Lezaun (www.susanarodriguezlezaun.com), autora de la trilogía del Inspector Vázquez e Irene Ochoa (“Sin retorno”, “Deudas del frío” y “Te veré esta noche”) y del cuarto libro que hemos leído este mes en el Club: “Una bala con mi nombre”, que es más un thriller –adictivo, por cierto- que una novela negra.

IMG_20191116_185203_resized_20191122_083615446IMG_20191116_185208_resized_20191122_083615295

Es un lujo para los lectores poder compartir con la autora las emociones que nos ha producido la lectura de su obra. Pero más lujo todavía es poder conocer la totalidad del proceso de creación por boca de la propia autora, desde la gestación inicial de la idea hasta su entrega final a la editorial. Y todo ello explicado por Susana en un coloquio muy ameno y con gran participación del público. Preguntada para que dijera qué libros de este género nos recomendaba tanto de autores nacionales como extranjeros, de los primeros destacó “Justo”, de Carlos Bassas, “La ordenada vida del Doctor Alarcon”, de Tadea Lizarbe, los libros de Noelia Lorenzo Pino y de los segundos “Perdida” de Gillian Flynn, “1280 almas” de Jim Thomson y “Mystic River” de Dennis Lehane.

Tras el encuentro cenamos en el Club Marítim donde tras los postres Luis L. propuso un reto a los presentes: la narración de una novela negra inventada que iniciada por Conxita tenía que continuar el comensal de su lado izquierdo y así sucesivamente hasta completar la vuelta a la mesa para llegar a Susana, que de manera brillante y divertida puso el broche final de la novela, que por cierto se iba liando más y más a medida que pasaba de uno a otro participante.

Y aún después de cenar unos cuantos fuimos a El Faristol a tomar “un digestivo” y donde tuvimos ocasión de conocer a Susana de manera más próxima.

Susana ha logrado cautivarnos a todos los miembros del Club de Novela Negra de Altafulla y deseamos que escriba muchos libros para poder seguir disfrutando de ella.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s